miércoles, 18 de diciembre de 2013

Hablemos a Calzón Quitado

Hablemos a Calzón Quitado

Dirección: NICOLÁS DOMINICI

Sábados 22.00 hs. Domingos 18.00 hs

Boletería: Miércoles a viernes de 17.30 hs a 21.30 hs
Sábados de 18.30 hs a 20.00 hs/ de 21 hs a 22 hs 
Domingos de 16.00 a 18.00 hs/ de 20 hs a 21 hs
RESERVAS: 48311538





INTERPRETES

ULISES PAFUNDI.......................Juan
EMILIANO MARINO.....................Martin
OSCAR GIMENEZ...........................El Padre


Ficha Técnica


Dirección Musical. Música Original: Mirko Mescia
Diseño de escenografía: Iván Salvioli
 Vestuario: Cecilia Carini
Diseño de Luces: Nicolás Mizrahi/ Nicolás Dominici
Asesor Literario: Ariel Pérez Guzmán
Diseño Gráfico: Ramiro Gomez 
Operador de Luces: Nicolás Mizrahi/ Facundo Besada
 Asistente de Dirección: Diego Bellone
 Prensa y difusión: Ayni Comunicaciones
 Producción Gral.: Teatro El Duende


Visión del director:

Estrenada con notable exito en 1969 por su autor Guillermo Gentile, fue un espejo de las preocupaciones sociales de toda una generación comprometida en nuestro país. Más de cuarenta años despúes, se vuelve a poner ne escena y espero hacerlo con el mismo compromiso que le dió origen.
La  obra plantea una problemática humana, social y política, en torno a las IMÁGENES FALSAS Y ALIENANTES que la sociedad forja para el hombre y que procuran alejarlo de su autenticidad y de sus impulsos primarios: el sexo, el amor. Es así como en la pieza conviven permanentemente los códigos realista y simbólico; por una parte, los conflictos son a nivel humano  (en cuanto a las relaciones, los vínculos afectivos, la necesidad de amor, amistad y verdad) y, por otra parte, estos mismos conflictos toman dimensión de agentes sociales, aquellos que están presentes en cualquier época y lugar, promoviendo, resistiendo o siendo víctimas de los cambios.
En esta puesta, la obra se ha despojado de muchos artificios y recursos de la estética simbólica quedando al desnudo  el “cuentito” humano, por así decirlo, que nos enfrenta con un mundo de personajes y situaciones nada convencionales, sostenido por la labor de tres comprometidos actores que permanentemente se enfrentan a la ternura, la bondad, la solidaridad y la crueldad, en fin, a las virtudes y a las miserias humanas. 
Dejo en manos de los espectadores la apreciación final de la obra, dándoles la posibilidad de ser partícipes activos y demostrar, de esta manera, que todo movimiento social que inspire un cambio profundo comienza por ese simple gesto cotidiano que nos pone más cerca a unos de los otros.

NICOLAS DOMINICI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada